Día 321, la hora de tomar grandes desisiones

Estoy en una época en la que tengo grandes sesiones de vida, de trabajo y de objetivos a futuro que necesito planear, y debo mantenerme sereno, ya que en tiempos de crisis, cometer una locura se vuelve muy fácil.

En el aspecto sentimental se han avecinado grandes cosas, que si soy sinsero, soy un neófito en el campo, y yo aún intentando comprender el mundo, de la única forma en la que he aprendido lo que poseo, que es con cálculos, con la idea de poder hacer medible los sentimientos, y saber que aún colocando hasta el límite mi C.I., no logro hacer de forma entendible la vida, al menos para mi.

Este punto, ha pesar de llevar existiendo 22 años, es como si fuera algo nunca visto en mi vida, detona en mi una explosión de adrenalina por poder describrir que es lo que va a pasar, y como esto va a pasar, el no poder medir lo que se avecina es una sensación de siempre esperar una sorpresa, y ya ignorarás por completo si es malo o bueno, solo lo esperas.

Como cualquier calculador, obsesivo de que las cosas siempre salgan como las planeas, diseñe escenarios y una tabla de especificaciones de cómo debería ser una pareja para mi, aunque aque joven de 17 años no sabía que es lo que le esperaba en el futuro próximo, creía que podía tener todo bajo control, sin ninguna consecuencia, que tenía todo aprendido y lograría sobrevivir, pero el actual de 22 años, quisiera volver en el tiempo y enseñarle a aquel joven lo gran errado que estaba.

He entendido que los errores son parte del aprendizaje de estar vivos, de existir, y de observar la realidad, porque cuando aprendes a denotar los errores de la vida, cada que tienes un logro, el orgullo y la satisfacción que obtienes, se vuelve más sincero y más placentero a la vez, porque se vuelve una sorpresa, y se vuelven los mas grandes recuerdos de la vida, ahora que la cuestión sentimental ha invadido mi mente, y desea que tener a alguien con quien compartir la vida sea su principal misión, el ahora pensar que cada logro será juntos, esos pequeños o grandes momentos, serán no solo grandes recuerdo, si no grandes experiencias que vivirán por generaciones, y estas dejarán un gran legado a la humanidad.

VO